top of page

Una visita a Palomino



Palomino es un corregimiento de Dibulla, municipio que pertenece al departamento de la Guajira, su clima presenta temperaturas que ondulan entre los 20 a 30 grados centígrados, se presentan lluvias intermitentes y en contadas ocasiones ocurren tormentas, su cercanía con la Sierra Nevada hace que el clima sea cambiante.


Palomino es un punto intermedio entre Santa Marta y Rioacha, esto no solo desde lo geográfico, su ubicación le permite tener una conjunción de factores que hacen que sea muy diverso en todos los aspectos, es un lugar mágico puesto que en el confluyen los fríos ríos que desembocan sus aguas en el mar caribe y crean las condiciones ideales para observar una gran cantidad de fauna y flora a sus alrededores.


Durante el viaje que hicimos a este lugar, observamos que sus calles son de otra época,

Almuerzo con mi familia en el restaurante La Ola

polvorosas y en tierra, lo cual no es agradable para todas las personas, pero este es un destino que como todos presenta ciertos desafíos a quien los visita. Nosotros tomamos un delicioso almuerzo de comida de mar en un lugar ubicado a orillas del mar caribe, su ambiente no podía ser mejor, entre palmeras y olas pudimos deleitar nuestro paladar con productos frescos y muy bien preparados. Las experiencias culinarias en este lugar pueden ser muy variadas, como lo fue la nuestra, en la noche visitamos un restaurante italiano que ofrece una carta de pizzas variada y para finalizar comimos algunos helados en una heladería local que tiene sabores con frutas locales.

fachada del hospedaje en Palomino

En cuanto a nuestro hospedaje tomamos una opción económica, el lugar contaba con mosquiteros, camas al estilo antiguo y piscina, esta última no estaba en condiciones ideales y algunos comensales la monopolizaron para poner música a alto volumen y consumir bebidas alcohólicas, olvidando que el ambiente del hotel era familiar.


Respecto a las actividades debo decir que el tubbing es una que disfrutamos al máximo, esta se realiza con población local de la zona, los guías son jóvenes que se han ido interesando en este tipo de actividades y de esta forma obtienen su sustento, cosa que me pareció genial teniendo en cuenta que esta zona se ha visto afectada por fenómenos de violencia y esto incluye el reclutamiento de menores.


Retomando nuestro recorrido, nos adentramos caminando en la selva, caminamos aproximadamente 2 kilómetros cargando nuestros flotadores, claro que por un dinero adicional también le prestan este servicio, tras varios minutos de caminata nos acercamos al final y antes de este hicimos una pequeña ceremonia en una roca de mucha importancia para las comunidades indígenas de la zona, este fue un momento que nos permitió reflexionar y lograr una conexión más profunda con el lugar en el que estábamos, cuando llegamos a la orilla del río debo decir que me sorprendió la pureza y fría temperatura del agua, el río no se encontraba en un nivel profundo y se podían observar incluso algunos peces que habitan en él, recomiendo tener una buena protección solar, no solo en crema, es preferible contar con sombreros, gafas y prendas que cubran la mayor parte del cuerpo posible, esta actividad toma aproximadamente tres horas, tiempo en el cual se estará expuesto a los rayos del sol, el final de esta será en la desembocadura que une al río con el mar, esta escena es única puesto que se pueden observar un gran cantidad de aves que habitan en este tipo de entorno, de este tipo de actividades toda una comunidad se sustenta, lancheros, cocineras, guías y vendedores de todo tipo de elementos, son razones de sobra por las cuales recomiendo este plan.


Ahora bien, en cuanto a la población de Palomino, está parece una paleta multicolor en todo el sentido de la palabra, se encuentran personas de todos los lugares del mundo, podrás escuchar idiomas predominantes como el inglés, francés o el alemán, pero también están presentes otros más lejanos como el japonés o incluso el coreano, esta característica hace que se encuentren además cocinas de varias nacionalidades, oferta que le agrega un plus adicional a un lugar que de por si ya es maravilloso.


En resumidas cuentas, Palomino es un destino que lo tiene todo, río, selva, mar, gente muy alegre y en busca de diversión, así como un sin número de hostales y hoteles en los cuales puedes tomar la opción que mejor se ajuste a tu bolsillo para visitarla, eso si, no se puede dejar de lado un lugar como este si te consideras una persona amante de los viajes y que disfruta de los tesoros que nos regala la naturaleza.



Para Sumaj Tours - Juan Camilo Colorado Torres

ABOGADO Especialista en derechos humanos y DIH




15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page